La nueva museología y el minom.


A partir  del decenio de los 70 comienza el debate sobre la necesidad de actualizar los museos.En este contexto de cambio nace y se expande vigorosamente la nueva museología mundial, en cada región con su problemática singular de su tiempo, con el común denominador de impulsar una visión crítica frente a la educación dominante, rescatando sus avances e innovando teorías, métodos, técnicas, estrategias, objetivos y acciones, lo cual, sin duda, ha generado cambios sustantivos en la concepción de la institución museo y su relación con el patrimonio natural y cultural de los pueblos, con su identidad y su desarrollo.

El museo representa un recinto que necesariamente tiene forma, contenido y protagonistas directos e indirectos. En cuanto a la forma, ésta es tridimensionalmente diversa, es decir, ningún museo es ni puede ser idéntico, pero conceptualmente, según la nueva museología, es la misma. Y es la misma, por la sencilla razón de que todos los espacios museísticos de la nueva museología se derivan de la relación indisoluble que existe entre territorio, patrimonio y comunidad.

El museo tiene como objetivos investigar, documentar, explicar, problematizar y sistematizar todo lo relacionado con el patrimonio natural y cultural, -tangible e intangible- que condiciona su existencia. Además, también tiene como objetivos proteger, conservar, restaurar, inventariar, catalogar y proporcionarle seguridad a dicho patrimonio. Pero el museo no sería tal, si no cumpliera con los objetivos de educar, sensibilizar, concienciar, promover, comunicar y difundir el patrimonio que posee, lo estructura y lo define

El MINOM como su nombre lo indica, es un movimiento y una organización internacional museológica, con una misión y visión propia de su tiempo, es decir, propone una concepción amplia, integral y sostenible, que permite la generación de múltiples experiencias: ecomuseos, museos comunitarios, museos locales, museos municipales, museos temáticos, museos escolares, museos territoriales, etc., quienes coinciden en la premisa de que la nueva museología se sustenta en la relación tricategorial compuesta por territorio-patrimonio-comunidad, en contraposición de la concepción tradicional que define al museo con base en un edificio, una colección y un público. Esto nos ha llevado a sostener que no existe nueva museología sin participación comunitaria en torno a su patrimonio natural y cultural, que el ecomuseo y el museo comunitario deben constituir un espacio de reflexión crítica del colectivo social; que dicha reflexión debe generar cambios tangibles e intangibles en lo material y en lo espiritual, respectivamente. En otras palabras, la nueva museología tiene el propósito de entender la realidad y los cambios con base en una concepción dialéctica de la historia y la cultura, en ese sentido, entendemos que la nueva museología constituye por si misma un cambio, un cambio conceptual teórico y metodológico de la institución del museo

Lo que no nos debe quedar ninguna duda es, que la nueva museología es una alternativa vigente para democratizar, descentralizar y ciudadanizar las decisiones y acciones para investigar, conservar, promover y difundir el patrimonio natural y cultural de los pueblos y de las naciones, frente a los intentos de enajenación, destrucción y comercialización de dicho patrimonio.

La cultura y el patrimonio de los pueblos está en permanente riesgo y peligro de afectación, destrucción y enajenamiento, la nueva museología es y seguirá siendo una alternativa viable para su defensa y dignificación.