La capilla de Saint Denis

La capilla de Saint Denis (1665)

 

En 1665, Colbert ide√≥ otro proyecto para mayor gloria de Luis XIV, y nuevamente pidi√≥ a Mansart que realizara los dise√Īos. Iba a ser una capilla en la iglesia de St. Denis para las tumbas de la dinast√≠a de los Borbones, que excediera en brillantez a la inacabada capilla de los Valois. Su propuesta consisti√≥ en una enorme capilla que estaria situada detr√°s del abside de la abadia, centrada respecto de su eje. Sin duda, resultaba una idea mas armoniosa que la de Catalina de Medici, que ubic√≥ su pante√≥n a la izquierda¬† del crucero. Pero las dimensiones del nuevo proyecto se revelaron demasiado barrocas para una iglesia que era demasiado g√≥tica, y Mansart vio desechado su plan.

El proyecto

La ca¬≠pilla, que ten√≠a que ser de grandes dimen¬≠siones ‚ÄĒsu di√°metro med√≠a casi la mitad de la longitud total de la iglesia‚ÄĒ, repre¬≠senta las √ļltimas investigaciones de Mansart sobre el problema del edificio centralizado. No obstante, est√° concebida sobre l√≠neas muy distintas de las de la Visitaci√≥n. El espacio central cubierto por la c√ļpula ten√≠a que sostenerse sobre columnas exentas, y a su alrededor se agrupar√≠an capillas que en los planos presentan una complicada variedad de formas, lo cual demuestra que Mansart estaba ¬ępensando en alto¬Ľ, como en los bocetos del Louvre. Uno de los dise√Īos presenta una caracter√≠stica inesperada, y es que cada capilla lleva su c√ļpula visible desde el exterior, lo cual produce el efecto de peque√Īas unidades independientes agru¬≠padas alrededor de una grande, recordando los proyectos de iglesias de Leonardo. Aqu√≠ Mansart tambi√©n utiliza un artificio que hemos encontrado ya varias veces en su arquitectura dom√©stica: la c√ļpula trun¬≠cada. En este caso es la c√ļpula principal de la capilla la que se corta, de forma que la vista pasa hasta una concha exterior, en donde suponemos habr√≠a decoraci√≥n de frescos.

 

73
73
74
75
76
77