La Iglesia de la Visitación

La Iglesia de la Visitación (1632-1634)


Mansart construyó la Iglesia de Santa María de la Visitación, en la calle San Antonio o Saint Antoine, en el año 1632-1633 a expensas de Nöel Brukart, pariente del constructor de          Berny.  
Hace una arquitectura sobria y ascética ornamentada por los adornos del frontispicio y una cúpula de doble uso. Una técnica nueva en Francia. Este trabajo demuestra la madurez que ya había adquirido el arquitecto  Su estilo se caracteriza por incluir la orquestación de los volúmenes, en consonancia  con la iluminación y la decoración. Con esta obra ya se puede afirmar la superioridad de Mansart en los arquitectos de su tiempo.

 

Mansart debía  situar el edificio en consonancia  con el denso tejido urbano y adaptarlo para un buen funcionamiento de los edificios del convento (de ahí su orientación hacia el sur). Se inspiró en el panteón de  Roma.

Planta:

La planta esta dominada por un gran espacio circular (de 13,50 metros de diámetro) al que se abre otros espacios menores en los ejes principales. Es decir,  el plano, de concepción estrictamente central, consiste en un círculo alrededor del cual se agrupan tres capillas curvas,  con lo  que aunque se constituye una planta cruciforme, realmente todo se funde en un gran espacio único y que se adecua más al ámbito plenamente barroco. Esto  recuerda el diseño de de L´Orme para Anet.

Mansart decide retirar la articulación de los espacios interiores para dar la impresión de un espacio mas grande: un circulo en el que se injertan el santuario y dos capillas laterales en de forma de grandes óvalos.

22
22
23
24
25
26
27
28
29

La capilla central:

La capilla central, que constituye el coro, esta cubierta por una cúpula ovalada iluminada por una linterna alta, produciendo un efecto precursor de las cúpulas truncadas que emplearía Mansart mas adelante.

 

La fachada:

La fachada está adornada con un frontón triangular sostenido por dos grandes columnas. En el frontón  se colocan dos esculturas recostadas y  alegóricas: La religión y la caridad. Las actuales son de Hiolle (1874), pero las originales fueron diseñadas por Mansart. El rosetón está decorado, en la parte alta con  la cabeza de un ángel y  se corona el conjunto con un frontón semicircular en el que se coloca en su centro un gran corazón a modo de medallón.

 

El interior:

La decoración interior refleja la fase retransición que estaba atravesando Mansart. El orden principal de las pilastras y la decoración hasta el nivel de la cornisa son estrictamente clásicos, y están concebidos en términos de paneles lisos que apenas perturban la superficie de las paredes, pudiéndose observar el mismo método en el diseño de paneles en la cúpula del coro, pero en esta ultima se sobrepone a los paneles una decoración fantástica manierista tardía de voluta y cabezas de angelotes, que parece por contraste un  puro arcaísmo.


Presentación Diapositivas