Introducción

1º) Introducción

1.1 La arquitectura barroca en Francia

La arquitectura barroca asume en Francia un particular carácter clasicista, derivado de la peculiar interpretación de la cultura de los siglos XVI y XVII italiana efectuada en un ambiente definido por una precisa fisonomía artística y social (aunque no falten los fenómenos arquitectónicos directamente influenciados por el contemporáneo Ba­rroco italiano).

El principal centro de producción es París, en conformidad con la centralización característica de la monarquía absoluta; en la provincia, los episodios más interesantes ocurren en las residencias representativas de las personalidades de la Corte. A inicios del siglo XVII, durante el reinado de Enrique IV, la renovación urbana de París recibe un notable impulso como necesaria condición para la consolidación del nuevo lenguaje barroco: así se construirá diversas plazas (Dauphine, Royale, etc.) Que son ejemplo de una serie de intervenciones que abren en el tejido urbano amplios espacios regulares, dominados por directrices axiales y caracterizadas por un monumento representativo. Los casos de plazas circulares o semicirculares con calles radiales constituyen los primeros ejemplos de «rond point», fundamental elemento compositivo del urbanismo francés, derivado de formas del Renacimiento italiano y reinterpretado en la escala monumental del Barroco, ampliando y enfatizando los efectos de perspectiva. Similares principios de centralidad están en la base de proyectos de ciudad de inicios del siglo XVII (Charlottéville, Richelieu, etc.). El tejido conectivo de estas sistematizaciones urbanísticas esta constituido por una edilicia decorosa y elegante que elabora temas arquitectónicos ligados a la tradición nacional, favoreciendo el desarrollo de nuevas topologías adecuadas a las exigencias de la naciente sociedad burguesa.

Características

1 Particular carácter clasicista.

2El centro de Producción será París. (centralización de la monarquía absoluta)

3Enrique IV realizará una renovación urbana que consolida el nueva lenguaje barroco.

4Sobriedad, armonía y claridad, serán las tres claves de la arquitectura barroca en Francia.

5En Italia: el arte al servicio del poder religioso. En Francia: al servicio del poder político.

6Arte propagandístico.

7Utilidad y funcionalidad a comienzos del s.XVII con Enrique IV.

- Reconstrucción de Francia tras las guerras de religión

· PLaza de los Vosgos, Plaza de Delfín.

- Protección de la naciente burguesía.

8Progresiva influencia Italiana a medida que la economía se saneaba.

- Palacio Luxemburgo, para María de Medicis (inspirada en el palacio Pitti de FLorencia)

9Influencia de lo romano pero interpretado con el equilibrio y la mesura francesa.

10Con Luís XIV (1661-1715) y Colbert, Francia se inude de deseos de magnificencia.

- Arte fastuoso que expone el esplendor de la Monarquía.

- Arquitectura lógica, equilibrado y sin excesos.